El Mar Mediterráneo inspiró la Odisea de Homero. En el poema épico se narraban los 10 años que Ulises pasó perdido entre islas habitadas por brujas, cíclopes y dioses, buscando el camino de regreso a Ítaca. Sabemos que te encantaría perderte durante 10 años por las islas del Mediterráneo, pero… desengáñate: sólo tienes 1 mes de vacaciones al año. Para que puedas inspirarte con las proezas de Ulises, te proponemos 7 islas del Mediterráneo que, pese a ser turísticas, son joyas que merece la pena visitar.

 

Folegandros (Grecia)

Viajar a las Islas Griegas

Isla de Folegandros (Islas Cícladas, Grecia)

Si en su periplo, Ulises hubiera  atracado en Folegandros, quizás hubiera decidido abandonar a Penélope y no volver a Ítaca. Estamos en una isla que invita a la inspiración. Inolvidable es su atardecer desde el monasterio de Panagia. Las plazas de Chora, su capital, repletas de mesas y sillas de colores, se llenan de animados turistas griegos que comen Matsata (un tipo de pasta fresca) y conejo (platos típicos de la isla) y beben rakomelo (aguardiente de miel). Los amantes trekking están de suerte, ya se visitar andando sus calas tiene una gran recompensa: un chiringuito al final del camino con unas vistas de no tienen parangón. ¡Palabra de Homero!

 

Panarea (Italia)

Viaje a Isla Panarea (Italia)

Isla de Panarea (Italia)

Si buscas una isla desierta, de playas de agua cristalias y en la que prácticamente no haya turistas, lo sentimos pero no la encontrarás en el Mediterráneo. Lo más parecido quizás es Panaera, una isla asombrosa, aunque cada vez más popular. Sus encantos irresistibles la hacen genuina y especial. Pertenece al archipiélago de las Eolias y es tan pintoresca que en los últimos años se ha convertido en refugio para muchos famosos. La isla sólo se puede recorrer en moto o en barca y los lugareños cultivan las mejores alcaparras del mundo. Pasear por Panarea es viajar atrás en el tiempo (hace sólo unos pocos años que en la isla hay electricidad). Esperemos que el turismo no provoque que su esencia se pierda entre sus brisas marinas.

 

Kekova (Turquía)

Viajar a Turquía, Costa turca e isla de Kekova

Isla de Kekova (Turquía)

El gran reclamo turístico de la isla de Kekova son sus ruinas submarinas: un gran terremoto hundió bajo el mar la antigua ciudad de Simena y sus muros aún pueden verse bajo las aguas transparentes. La isla ofrece otros atractivos turísticos: un puerto con muelles de madera, casas tradicionales con vistas al mar, una fortaleza medieval, sarcófagos licios esparcidos por toda la costa y playas maravillosas en las que sumergirse para aliviar el calor. Un destino ideal para vivir la pasión turca y dejarse envolver por su rica gastronomía.

 

Pakleni (Croacia)

Viajar a la Costa de Croacia

Archipiélago de Pakleni (Croacia)

Croacia se está convirtiendo en la nueva Grecia. Sus playas paradisíacas están tomando fuerza como opción turística. Cuenta también con varias islas que salpican con sus encantos el mar Adriático. Una de sus mejores islas es Hvar y, frente a su costa, se esconde un secreto a voces: el archiliélago de Pakleni. Está formado por 21 islotes con playas de aguas cristalinas y lagunas turquesas que hacen que el turista se sienta en una isla tropical, pero sin salir del Mediterráneo. Alcanzar el paraíso es fácil alquilando un barco-taxi. En algunos de los islotes podremos encontrar restaurantes, duchas e incluso alguna tienda. Por cierto, la mayor parte de sus playas son  nudistas, por lo que si eren un poco tímido… ¡mejor abstente!

 

Stevi Stefan (Montenegro)

Turismo en Montenegro

Stevi Stefan (Isla de San Esteban en Montenegro)

Aunque una lengua de tierra conecta Stevi Stefan a la costa de Montenegro, este antiguo punto estratético se sigue considerando un islote. Descansar en la playa de arenas rosadas que une la isla con el continente es un auténtico lujo. Un lujo literal: toda la isla se ha convertido en un hotel de alto standing apto sólo para bolsillos adinerados. Las playas norte y sur están abiertas al gran público. En el siglo XV la totalidad de la isla fue ocupada por una fortificación y su excelente conservación hace que acercarse a este islote merezca absolutamente la pena.

 

Djerba o Yerba (Túnez)

Viajar a la Isla de Djerba en Tunez

Isla de Djerba (Túnez)

Quizás lo más anecdótico de esta isla tunecina es que la población de Ajim fue usado como decorado de la saga Star Wars. Al conocer la arquitectura típica de la isla se entiende: los menzels, casas encaladas con cúpula abovedada y rodeadas de tapias y una pequeña huerta son una maravilla. Referencias cinematográficas aparte, Djerba se ha ganado su fama a pulso: no solo tiene un clima ideal todo el año (su temperatura nunca baja de los 20 grados), también sus playas arenosas son ideales para relajarse y tomar un baño. No hay que olvidarse del interior de la isla, que sigue dando la espalda al turismo y mantiene la esencia de los autóctonos. Antes de abandonar la isla, hay que visitar las ruinas de la dianstia Aglabí: una maravilla imprescindible.

 

Tabarca (España, Alicante)

Turismo en la Isla de Tabarca

Isla de Tabarca (España, Alicante)

Para terminar, un ejemplo de nuestra tierra. Frente la costa de Alicante está Tabarca, antiguo refugio de piratas y que actualmente es la única isla habitada de la Comunidad Valenciana. En la época de verano está bien comunicada a diario y muchos turistas se acercan para bañarse en sus aguas claras y pasear por el puerto marinero. Si se desea, también se puede pernoctar y, como no, comer un buen arroz alicantino en sus excelentes restaurantes.

 

Descubre más destinos turísticos tan apetecibles como estos en la sección de Costas e Islas de LetsBonus. ¡Con estas ofertas para viajar da gusto irse de vacaciones!

 

Compartelo en:

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+