_MGJ4045

Mire hacia donde se mire, hay alguien cortando jamón. Detrás de los ventanales, el paseo anárquico de una noche en las Ramblas. Aquí dentro, alguien siempre corta jamón. Pocas ceremonias resultan tan cautivantes: el experto que toma la pierna como si la acariciara, el cuchillo deslizándose hasta separar una fina loncha, los dedos extrayendo la pieza con la delicadeza de un joyero.

_MGJ3929

Hasta hoy, las pocas personas que acompañaban el jamón con cerveza lo hacían por dos razones: o porque no soportaban el calor del verano o porque no toleraban el sabor del vino. Y a un sommelier se le ocurrió que sería una buena idea darle un concepto a un maridaje así. Dotarlo de un sentido más sibarita.

Entonces, LetsBonus, a través de Eva Rosell, logró unir los mejores jamones de Enrique Tomás con 6 variedades de Estrella Damm, para configurar una cata inédita en la primera planta del templo del cerdo ibérico en Barcelona.

_MGJ4017

Todo lo que siempre hemos querido saber sobre el jamón, a nuestra disposición a través de la guía de Marc y de las 6 variedades acompañadas por su respectivo tipo de cerveza, cada una seleccionada con el mismo criterio: no disimular el sabor del jamón sino acompañarlo, mantenerlo y potenciarlo.

Una experiencia de 5 sentidos, que no sólo se trató de meterse embutidos y bebidas en la boca, sino de apreciar los olores, distinguir el color y cuerpo de la cerveza y del jamón, de tocar la consistencia de los cerdos y sus diferentes curaciones y grados de aceite. Todo bajo la música indie de Nicolás Leo, el DJ resident de la noche.

Cada paso de la ceremonia exigía el mismo ritual: un trago rápido de cerveza, percibir el tacto y el aroma de la loncha de jamón antes de metérnosla a la boca, acabar la cerveza y que los sabores exploten debidamente en el paladar.

_MGJ4004

Maridados, respectivamente, con Ak Damm, Inedit, Estrella, Turia, Weiss y Voll Damm, fueron pasando el Reserva y el Ibérico, como paso previo a los Cuatro Fantásticos de la Bellota: Guijuelo, Extremadura, Pedroches y Huelva. Cada uno provenientes de cuatro regiones de España y con cuatro procesos de curación diferentes, tornándose algunos más intensos, otros más aromáticos y otros más oscuros. Pero todos provenientes de cerdos que comen bellota durante los últimos cuatro meses de su vida, lo que los dota de ese sabor tan particular.

Para más información, está el libro de Enrique Tomás “Las grandes mentiras sobre el jamón”, que desmitifica casi todo lo que creíamos sobre el tema. Y el museo interactivo que el Gran Gurú ha montado en la planta baja del complejo Jamón Experience, con la historia y el proceso de fabricación de esta joya de la península. Una gema que no sólo se produce en España sino que no puede producirse así, de esta manera, en ninguna otra parte del mundo.

En la planta alta, en algún rincón, alguien sigue cortando jamón. Podría estar horas viéndolo, pero temo que después de esta cata mis instintos se apoderen de mi raciocinio y me obliguen a atacar esa pierna que continúa desgajándose en tentadores pétalos.

Compartelo en:

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+