El otoño es una época de gran belleza, los bosques mediterráneos se tiñen de una paleta ocre y rojiza que hipnotiza, al mismo tiempo que nos ofrecen deliciosos alimentos como las setas, las castañas o los higos. Este patrimonio natural es, precisamente, la base de la cocina del chef Joan Roca, cocinero del segundo mejor restaurante del mundo, el Celler de Can Roca, galardonado con tres Estrellas Michelin.

foto4

El pasado 16 de diciembre, Joan Roca junto al Banc d’Aliments de Girona y a Vol Espai Gastronòmic organizaron una comida solidaria dirigida a conseguir alimentación infantil para los niños de familias desfavorecidas. El planteamiento de la cita gastronómica consistía en una mesa para 18 comensales en un espacio único sobre el río Onyar y con el chef Joan Roca cocinando en directo para todos ellos. El menú elegido para el evento fue, con alguna variación, el Menú Festival del Celler de Can Roca.

foto3

LetsBonus vendió en exclusiva 12 de las 18 plazas disponibles para esta cita gastronómica, contribuyendo de esta manera a la causa solidaria y formando parte de un evento único. Juan Luis Rico y Joan Pina, CEO y CFO de LetsBonus respectivamente, colaboraron con la causa asistiendo a la comida solidaria. Conversando con ellos sobre la experiencia, la definieron como “muy interesante”, ya que fue muy diferente a ir al restaurante el Celler de Can Roca. Según Juan Luis Rico, hubo tres elementos que convirtieron la experiencia en algo genuino: la singular ubicación, compartir mesa con desconocidos y conversar con ellos y, sobre todo, “la cercanía con el chef”.

foto1

En un primer momento, Joan Roca explicó a todos los comensales el menú que estaban a punto de degustar, dándoles detalles sobre el origen de cada plato. Al explicar el Helado de tres gustos de maíz, por ejemplo, el chef expuso que la creación de este plato fue fruto de un viaje a México en el que descubrió diferentes formas de tratar el maíz.

foto5

Seguidamente, Joan Roca, junto a su equipo de cuatro ayudantes, se pusieron manos a la obra en una cocina abierta a los ojos de los comensales, quienes tuvieron el privilegio de ver a uno de los mejores chefs del mundo en acción. Cada plato que se servía era introducido con un breve recordatorio sobre la creación y elaboración, hecho que contribuía a la apreciación de matices tan sutiles como, por ejemplo, el humo del Consomé de otoño basado en la costumbre de Girona de quemar las hojas caídas, impregnando la ciudad de un olor característico, que para los autóctonos tiene un componente estacional.

foto2

Tanto los comensales como los organizadores de este evento coincidieron en destacar el orgullo de participar en una acción solidaria de tan alto nivel. Cabe destacar que tanto Joan Roca como Estrellas Michelin y LetsBonus llevan a cabo acciones solidarias de forma habitual.

En definitiva, Joan Roca puso al servicio del Banc d’Aliments de Girona todo su conocimiento y prestigio para contribuir a que el mundo en el que vivimos sea un poco mejor. Haber formado parte de un evento de tal envergadura gastronómica y humana nos enorgullece y nos hace mirar al futuro con un halo de optimismo. Seguimos trabajando para que nuestro esfuerzo se centre en ofrecerte de todo, lo mejor, también en materia solidaria.

Compartelo en:

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+